Avante Construcción se marcó como objetivo en 2020 dentro de su Sistema de Gestión de Calidad mejorar su clasificación como empresa contratista, y en 2021 hemos alcanzado el objetivo perseguido, obteniendo la categoría 5 para el grupo de clasificación C.- Edificación, pudiendo optar a partir de ahora a licitaciones de obras públicas de todo tipo de edificación de gran envergadura y volumen económico.

Hemos superado con creces nuestro objetivo, gracias a la obra certificada que hemos ejecutado durante los dos últimos años, a la mayor  experiencia  de nuestro equipo humano, y a la mejora de la solvencia de la empresa.

¿Qué es la clasificación de empresa contratista?

La Clasificación de Empresa Contratista es una forma de acreditar la capacidad técnica y la solvencia económico-financiera de las empresas en los procedimientos de adjudicación de determinados contratos con entes del sector público.

Para que una empresa pueda contratar la ejecución de obras con la Administración Pública es indispensable que tenga la clasificación mínima requerida para la adjudicación.

La ley exige el requisito de clasificación para licitar  en los contratos de obra cuyo valor estimado sea igual o superior a 500.000 euros.

Dentro de la clasificación para obras se distingue a su vez, determinadas clases de actividades y subactividades, que se concretan en los denominados grupos y subgrupos.

Clasificación nacional de empresa contratista